Hoy os hablamos de Linkedin, de cómo esta red social aumentó en un 500% la tasa de recepción de notificaciones gracias a su mensaje.


¿Cómo consiguió la empresa de Microsoft multiplicar exponencialmente la aceptación de las notificaciones? Sencillo, cambiando el mítico mensaje de “Linkedin would like to send you notifications” por “Do you like to know when Paula responds?”.

Parece una tontería, pero si acabamos de enviar un mensaje importante del que queremos estar pendientes a la respuesta, se vuelve algo casi necesario. No es lo mismo responder que sí a recibir notificaciones que responder que sí a saber cuando la persona a la que has escrito te responde, y el 500% de incremento en la aceptación de los usuarios, lo demuestra.

banner sq_uccg play

Esto se debe a 4 razones:

  1. El contexto: si has perdido tiempo en enviar un mensaje, quieres recibir una respuesta, por lo que saber cuando la recibes se convierte en algo esencial.
  2. Personalización: la gente se siente menos amenazada al recibir un mensaje de “¿Quieres saber cuando Paula te responde?”, te sientes identificado al nombrar la persona con la que estás hablando.
  3. Humanidad: no es lo mismo recibir una notificación de la aplicación en tu móvil, que una notificación con la cara de la persona con la que estás hablando, aunque sea Linkedin quién la envía.
  4. Conversacional: no es lo mismo responder a las opciones “permitir” o “no permitir” que tener la posibilidad de responder “no thanks” o “yes, turn on notifications”, sentirnos que no hablamos a una máquina ayuda en la retención.

¿Estás de acuerdo?

unnamed (12)