Ya conocemos la eficiencia de las estrategias de emailing, enviar correos en frío sigue siendo una de las formas más eficaces de adquirir clientes en B2B, pero también sabemos que más de un 20% de los correos electrónicos de este tipo acaban fuera de la bandeja de entrada.

La única manera de evitar mandar nuestros esfuerzos a spam es cuidando la reputación del remitente, nuestra reputación. La unión de habilidades técnicas, un buen contenido y mucha paciencia mejora nuestra puntuación, pero, ¿cómo acelerar este proceso?

Afortunadamente, existen herramientas que permiten aumentar nuestra reputación como remitente interactuando positivamente con nuestros correos electrónicos. Nosotros recomendamos Mailwarm, una plataforma que envía por nosotros decenas de correos electrónicos a miles de cuentas de la misma.

Estos emails se eliminan automáticamente de la carpeta de correo no deseado, se abren, se marcan como importantes y se responden.

Al aumentar las interacciones positivas y mantener estable la actividad en nuestro correo electrónico, mejoramos nuestra reputación, mejorando nuestra tasa de apertura hasta en un 30%

banner sq_uccg play