¿Quién no ha acabado nunca en una página con error 404? A cualquier persona que navegue por Internet le resultará, cuánto menos, familiar. Ser redireccionado a una página que no existe nunca es plato de buen gusto para los consumidores, lo que provoca un problema importante, la mala experiencia del usuario.

Siempre debemos evitar que nuestro sitio web tenga enlaces con error 404, pero, ¿cómo podemos aprovecharnos de ellos y solventar el problema?

Nuestras herramientas de CMS tienen la posibilidad de editar la página de error, algo que puede ser muy útil para nuestro negocio, convirtiéndola en una más de nuestras landing pages.

banner sq_uccg play

En vez de definirla como una página de "Oops you're not supposed to be here", podemos introducir algo de valor de nuestra marca, utilizar CTA que hagan volver a los usuarios, incluir enlaces, etc...

Vamos, que si ya han llegado a tu web no desaproveches la oportunidad. Y si conviertes un error en una venta, seguro que suenan trompetas en el cielo marketiniano.