Esta semana nos hemos enterado de la posible entrada de un nuevo player al mundo de la retransmisión en vivo, y no, no es una red social. Se trata de Netflix.

Tras unos meses un poco convulsos (recordemos la drástica caída de suscriptores que reportó en abril y la demanda colectiva de los inversores), el gigante del VOD busca nuevas formas de satisfacer y aumentar sus suscriptores. Según el diario Deadline, Netflix pone por primera vez sobre la mesa la posibilidad de sumarse a la transmisión en vivo.

Pero sus planes no se quedan ahí. Netflix quiere innovar y apostar por formatos algo más revolucionarios, que aporten novedad y una experiencia diferente al consumidor.

Se plantea la posibilidad de interactuar y votar en tiempo real en series de competición y concursos de talentos, como en su próxima concurso de baile Dance 100 del productor de The Circle, Studio Lambert, o hacer reencuentros en directo especiales como ha hecho (aunque en diferido) recientemente con la serie Selling Sunset.

Entre su repertorio de propuestas también está, cómo no, potenciar la tecnología con la que ya cuentan para plantear la emisión de series sin guion, como ha experimentado ya con Love Is Blind.

Lo único que parece no convencer a Netflix es la transmisión de eventos deportivos (a pesar del reciente éxito de la serie de F1 Drive to Survive) como lo está haciendo actualmente HBO Max con los partidos de la UEFA Champions League en algunos territorios de Latinoamérica.

banner sq_uccg play

Y, como no podía ser de otra manera, Google no iba a quedarse atrás en esta tendencia. El gigante tecnológico ha anunciado en su blog oficial la creación e integración de nuevas herramientas para creadores de vídeos en streaming, para que los editores que usan Ad Manager puedan monetizar sus contenidos.

“Creamos nuevas soluciones en Ad Manager para simplificar los procesos y ahorrar tiempo a los editores, ayudándolos a descubrir automáticamente nuevas oportunidades, administrar todas sus transmisiones de vídeo con flexibilidad y, en última instancia, aumentar sus ingresos por vídeo”, indicó Google.

Así que sí, parece que el live streaming ha llegado para quedarse. Veremos si en las próximas semanas son más las grandes plataformas y redes sociales que se unen a la tendencia.

unnamed (2)