La prohibición del trading de criptomonedas en China tuvo por objeto dejar el terreno listo para el despliegue del yuan digital.

Esta semana, WeChat, la plataforma de mensajería y pagos más popular de China con más de mil millones de usuarios, anunció que será compatible con el yuan digital. En pocas palabras, en China la crypto del estado no tendrá que competir con otras criptomonedas. Un monopolio más.

Por otro lado, Baréin acaba de probar con éxito la moneda digital JPM Coin de J.P. Morgan. La moneda permite pagar mediante blockchain contra cuentas de depósito en dólares estadounidenses.

banner sq_uccg play

Mientras el mundo se prepara para la primera gran moneda digital de un banco central surgen varias preguntas.

¿Más gobiernos prohibirán las criptomonedas privadas para apoyar sus propias monedas digitales?

¿Habrá más países que aceleren sus monedas digitales mediante colaboraciones público-privadas?