¿Meses y meses escuchando Web3, metaverso, blockchain, criptomonedas… y aún no conoces ningún uso real por parte de las empresas? “I know that feel, bro”

Se acabó. Hoy te traemos hasta 6 casos reales de uso de la Web3 en empresas. Pero, por si aún no terminas de entender bien eso de la Web3, vamos a intentar explicarlo sin intentar complicaciones:

La Web3 es la evolución de la Web 2, que su vez es la evolución de la Web1. La Web1 eran las primeras páginas webs, totalmente estáticas, donde alguien publicaba algo y tú como usuario te limitabas a leerlo. Luego llegó la Web2 en la que se introdujo la interacción, es decir, alguien seguía publicando algo, pero tú como usuario ahora podías comentarlo, darle like… el mundo de las redes sociales es el ejemplo perfecto.

Y finalmente, ha llegado la Web3, una web descentralizada peer-to-peer donde los consumidores son poseedores de la misma web, es decir si antes todo lo que publicabas y comentabas en Facebook era propiedad de lo que ahora es Meta, ahora será tuya.

Pero, como cuando estábamos en clase y nadie entendía nada de lo que explicaba el profesor, lo único que nos salvaba era levantar la mano y decir: “¿nos podrías poner un ejemplo?”. Así que, allá vamos con 6 ejemplos que utilizan diferentes recursos de la Web3 para entenderla un poco mejor:

banner sq_uccg play
  • La NBA ha lanzado un marketplace de NFTs llamado NBA Top Shot en colaboración con Dapper Labs (startup líder en juegos blockchain). Esto permite a los usuarios comprar y vender vídeos de la NBA. De esta manera puedes hacerte el dueño de, por ejemplo, un mate de Lebron James, aunque para ello quizás tengas que pagar más de $387k, precio por el que se vendió hace un año.
  • Samsung: también en la misma línea de los NFTs, el pasado marzo lanzó una plataforma de NFTs para televisiones. Esta plataforma permite a los poseedores de NFTs mostrar sus obras en un espacio dedicado para ello. Además, mediante la plataforma también se pueden ver algunos NFTs destacados de manera gratuita y comprar nuevos NFTs. Toda una apuesta por el arte y los artistas digitales.

  • Trade in Space: se trata de una empresa tecnológica que utiliza satélites y contratos inteligentes para proporcionar soluciones en la cadena de suministro de la industria de la agricultura. Los satélites captan datos sobre activos de agricultura, como campos de cultivo de café y los almacenan en la blockchain. Así, los compradores podrán saber de dónde provienen los granos de café que compran de manera segura.

  • Clinique: la mara de maquillaje y cuidado de la piel lanzó maquillaje para avatares en el metaverso. Pensó: ¿por qué si nos arreglamos en el mundo físico no íbamos a hacerlo en el mundo virtual? Y creó una colección de maquillaje adaptado a todo tipo de pieles y tonos en el metaverso, que se corresponde con su oferta física.

  • Brilliant Earth: ¿cómo comprobar si una joya tiene un origen ético, principal propuesta de valor de esta marca? Está claro: con blockchain. Cada vez que se obtiene una gema, esta es añadida a un libro de contabilidad inmutable con información como vídeos, fotos o peso. De esta manera, todos los compradores pueden asegurarse de su verdadero origen cada vez que realizan una compra.

  • Walmart: la compañía de los grandes almacenes con más de 10k tiendas repartidas en 24 países lanzó un piloto que permitía a los clientes adquirir bitcoins en quioscos en 200 localizaciones diferentes.

Y estos son solo algunos ejemplos de entre todos las empresas que ya han incorporado soluciones Web3, en sectores tan dispares como: finanzas, entretenimiento o marketing. Y aunque mucha gente destacaba estos proyectos como un simple intento de unirse a la moda, la realidad es que cada vez son más las marcas que apuestan por ellos.

1662035767_archive_cool_ape_cool_ape_nft