Google acaba de desplegar su cable de Internet submarino con la intención de impulsar un crecimiento tecnológico masivo en África. El subdesarrollo del continente africano podría reducirse gracias al plan de inversión de Google, que busca un crecimiento exponencial del comercio electrónico y la tecnología durante los próximos 5 años. ¿Será este cable de internet la acción que genere mayor impacto social en África de los últimos tiempos?

Las mejoras que aportarán al continente son claras: mejora en la educación, mayor inversión en escuelas de ingeniería, posicionamiento en el mundo globalizado, mejoras de desarrollo... y no menos importante, la velocidad de conexión de sus redes. Además, conforme aumenta la penetración de internet, también aumenta el PIB. Según varios estudios, cada aumento del 10% de nuevos usuarios de Internet móvil conlleva un aumento del 2,5% el PIB. Un dato alentador que puede reactivar la economía en apuros del continente, como en el caso de Nigeria, donde también daría empleo a una gran parte de la población.

banner sq_uccg play

Pero, como siempre ocurre con los grandes proyectos, surgen dudas, críticas y oposiciones claras. Más de un 80% de las nuevas empresas africanas de tecnología sufren problemas de financiación al principio, lo que podría suponer una absorción de Google de las mismas, impidiéndoles así desarrollarse por su cuenta. También hay que tener en cuenta la oposición de China, que como mayor socio comercial de África de la última década podría oponer resistencia, sobre todo tras el abandono de la presencia de contratistas europeos y estadounidenses de los últimos años.

¿Ahora Occidente también quiere participar en el futuro rentable de áfrica? Quizás la mejor manera de competir con China sea a través de audaces inversiones, tecnología y políticas que promuevan el desarrollo autóctono y no la absorción por parte de gigantes tecnológicos, ya sean estos chinos, europeos o estadounidenses.

unnamed