Casi siete décadas después de que naciese el término de Inteligencia Artificial, de la mano de John McCarthy, Marvin Minsky y Claude Shannon, podemos decir que la IA es sin duda una pieza más de nuestra vida y de nuestro entorno. Se empezó enfocando en ámbitos como los juegos, recomendaciones según gustos, tareas organizativas, finanzas, diagnósticos médicos o transporte, pero ahora nos toca a nosotros. Es nuestro turno.

Y es que era tan fácil de predecir su irrupción en el sector del marketing digital, que a algunos parece que ya ni les sorprenden las nuevas aplicaciones que presentan prácticamente cada día. A algunos jóvenes, claro, porque cuéntale tú a tus padres o a tus abuelos, que ahora existen programas que te redactan trabajos con un porcentaje mínimo de plagio.

La máquina se ha puesto en marcha y ya no hay forma de pararla. Un software que se encargan de escribir por ti los copys, otro que redacta documentos e incluso mails, otro capaz de mantener una conversación con humanos sin que estos se den cuenta de que se trata de un robot, herramientas capaces de crear imágenes únicas a partir de una breve descripción, apps de vídeo que simulan tu presencia o la de otro “humano” de manera asombrosamente real…

Vamos con tres ejemplos de los miles que existen hoy en día:

  • Writesonic: es una de las tantas herramientas capaces de escribir un texto por ti. Posts, artículos de un blog, descripciones de productos para tu e-commerce, landing pages… y todo bajo optimización SEO.
  • Synthesia: escoge tu avatar (bastante real), manda tu texto y crea vídeos en más de 60 idiomas sin apenas despeinarte.
  • Craiyon: crea la imagen que quieras. ¿Un aguacate surfeando en una playa paradisiaca? Cualquier cosa que se te ocurra es capaz de generarlo la inteligencia artificial.
banner sq_uccg play

Es una pasada, una auténtica locura. Pero lo que es más locura aún es que cada vez lo normalicemos más. Párate a pensarlo. Y de nuevo, ponte en la situación de que esto no va a parar, que seguirán apareciendo más y más aplicaciones de IA en el marketing digital. Estamos ante una tendencia que marcha sin frenos.

Y es posible que se te haya pasado por la cabeza en algún momento… ¿supone esto el fin del copywriting?, ¿de la redacción de contenidos?, ¿de las imágenes de stock? No, desde luego que no.

La inteligencia artificial es una manera de facilitarnos la vida, no de dejarnos sin trabajo. No es un enemigo al que batir (y desde luego ni lo intentaría), sino un complemento perfecto con el que aumentar nuestra eficiencia y agilizar y abaratar procedimientos. Y si no intentamos verlo así desde el principio, perderemos la propia batalla que nos habremos inventado.

unnamed (36)