"YouTube permite que su plataforma sea utilizada como arma por personas sin escrúpulos y que se utilice como un conducto de noticias falsas."

Con esa contundencia se dirigen a la plataforma propiedad de Google 80 grupos de verificación de datos, o factcheckers. Entre los firmantes de esta cartase encuentran Full Fact en el Reino Unido, el Fact Checker del Washington Post y Maldita.es, Newtral o Verificat de España.

banner sq_uccg play

La carta afirma que la plataforma aloja contenidos que difunden narrativas fraudulentas e insta a YouTube a realizar cuatro cambios importantes:

1. Comprometerse a financiar investigaciones independientes sobre las campañas de desinformación en la plataforma.

2. Proporcionar enlaces a réplicas dentro de los vídeos que distribuyen desinformación.

3. Impedir que sus algoritmos promuevan contenido de infractores reincidentes.

4. Hacer más por atajar la información falsa en otros idiomas además del inglés.