Si estás en modo negación ante tanto cambio, sentimos decirte que esto es IM👏PA👏RA👏BLE👏.

Hace unas semanas os hablábamos de la tendencia dentro de la generación Z de hacer sus búsquedas en TikTok en vez de en Google. Pero hoy definitivamente tenemos motivos para pensar que las búsquedas online ya no le pertenecen únicamente al gigante.

Los buscadores alternativos comienzan a ser una realidad

Dediquemos un minuto de silencio a todas esas start-ups que intentaron lanzar un buscador para hacer frente al gigante y no salió bien. Tan imposible parecía poner sobre la mesa una alternativa viable, que no podemos evitar sorprendernos al ver que próximamente quizás haya quien sí lo consiga.

Es el caso de Y Combinator trabajando en la creación de un asistente de Inteligencia Artificial llamado Andi, que ofrece respuestas en vez de links cuando se hace una búsqueda online.

En Techcrunch explican fenomenal el funcionamiento:

Andi extrae información de los resultados web clasificados según su relevancia para la pregunta que se hace, así como la calidad general (aunque no está claro cómo Andi define "calidad"). La plataforma utiliza diferentes sistemas de inteligencia artificial adaptados a verticales específicos (p. ej., conocimiento fáctico, programación o salud del consumidor) y modelos de lenguaje que generan respuestas mediante la combinación de conocimientos de múltiples fuentes (p. ej., Wolfram Alpha, Forbes, The New York Times, etc.).

Aunque Andi está aún en desarrollo, no hay que pasar por alto la preocupación creciente de los usuarios por la privacidad y el hartazgo de sentir que cualquier acción en Internet va a asociada a un intento de venta. ¿No os pasa que cuando buscáis en Google parece que hay más ads que resultados orgánicos?

banner sq_uccg play

El periodista Clive Thompson compartió en febrero de este año su experiencia tras haber dejado de utilizar Google y sus conclusiones son realmente interesantes:

  1. La mayoría de los resultados de búsqueda alternativos son casi iguales a los de Google, pero con menos contenido inútil.
  2. La mayoría de las búsquedas web son bastante simples: “Un motor de búsqueda no necesita haber indexado las profundidades secretas de la red oscura para satisfacer este tipo de consultas. Puedes usar cualquier maldito motor que quieras.”
  3. Para búsquedas más específicas, hay buscadores especializados en temáticas: historia, ciencia, literatura, etc.
  4. Existen técnicas de búsqueda especializadas y cada buscador tiene las suyas, no es algo exclusivo de Google.
  5. La búsqueda de vídeos es más amplia en sitios que no sean Google, por motivos obvios y es el interés de Google en priorizar los resultados de Youtube.

Y lo más importante, Clive asegura que no echa de menos Google, en absoluto.

Mientras tanto en Europa…

Al interés de los usuarios por usar otras plataformas para hacer búsquedas, ya sean buscadores o redes sociales como Instagram o TikTok, se le suma la multa de 4.125 millones de euros que la Comisión Europea acaba de imponer a Google por tres acusaciones, siendo una de ellas el “abuso de posición dominante en el mercado. Las “restricciones [que Google obligaba a asumir a los fabricantes de móviles] tenían como objetivo proteger y reforzar la posición dominante de Google en el ámbito de los servicios de búsqueda general y, en consecuencia, los ingresos obtenidos por esta empresa gracias a anuncios publicitarios asociados a tales búsquedas”, según El País.

Y podríamos seguir durante páginas hablando de los esfuerzos de Google por maniobrar a la velocidad que se le exige: eliminar las cookies, su nuevo sistema de posicionamiento, etc.

Pero de momento vamos a dejarlo en lo que nos afecta como marketeros: debemos incrementar los esfuerzos en términos de posicionamiento si no queremos llegar tarde a la fiesta.

giphy (1)