Hace un par de semanas comenzamos a dejar de poner en tela de juicio aquello de que “este es el año de la realidad virtual” con los próximos pasos de Meta, Apple o Google. Pues bien, ahora resulta que puede que tu cita médica para tratar esa lesión de rodilla pronto la puedas hacer desde tu teléfono en un entorno inmersivo desde la India con el mejor fisioterapeuta de España.

Los pilares del Metaverso —la inteligencia artificial, la realidad virtual y la realidad aumentada—, se presentan como una quimera de lo que será la atención y gestión médica del mañana: más eficiente y segura.¿Estamos preparados como sociedad para darle al Metaverso un hueco más allá del entretenimiento o el comercio?

banner sq_uccg play

Ahí van las ventajas de lo que ya se atisba:

  • La atención en remoto es ya aclamada por médicos y enfermeras como un método mucho más rápido para diagnosticar afecciones menores —que no requieren examen físico— y que, además, permite que podamos tratarnos con médicos de otros países, lo cual contribuye bastante a la democratización o globalización de la sanidad. Eso sí, tendrás que disponer de dispositivos (como auriculares VR), lo cual deja a la vertiente de democratización en un universo un poco demagogo… ¿no?
  • A efectos prácticos, un psicólogo podrá tratar ciertas aversiones en entornos seguros y personalizables monitorizando las interacciones de un paciente; o un fisioterapeuta será capaz de evaluar la progresión de una lesión gracias a cámaras que investiguen el rango de movimiento de la articulación.
  • Por otro lado, se habrá acabado aquello de la exclusividad de los datos clínicos en tu sistema de turno. El blockchain —tan asociado a criptomonedas—, hará posible no solo la transmisión de datos entre profesionales médicos de todo el mundo, sino que el almacenamiento sea descentralizado y, por tanto, haya menos riesgo de robo (el valor de un registro de salud puede llegar a alcanzar los 100$). Es decir, tú te haces la resonancia en tu país y tus datos clínicos no solo están más seguros sino que pueden ser transmitidos a cualquier profesional médico a golpe de clic.
  • Para terminar, está la cualidad de bola de cristal. Sí, adivinar el futuro. Los llamados gemelos digitales —simulaciones a partir de objetos del mundo real—, en medicina serán los propios pacientes, y a partir de ellos se podrá predecir desde cómo el paciente se recuperará de una cirugía hasta cuál será su reacción ante determinados medicamentos.

¿Está preparada la sociedad para este salto? Sea como fuere, lo primero será que los profesionales médicos demuestren lo oportuno de esta innovación que situará al Metaverso en un enclave mucho más… ¿real?

unnamed (10)