Cada vez parece más claro que las grandes plataformas de comercio electrónico tienen su foco puesto en el backend del negocio de venta digital. Los Shopify, Amazon e Instacart del mercado buscan convertirse en los mayores intermediarios del sector.

Hace pocas semanas Instacart anunciaba la compra de Caper para liderar la intermediación de la venta de los súpers online. Hace poco hemos conocido las negociaciones de Shopify para comprar Deliverr, un movimiento que ayudaría a los canadienses a ampliar sus actividades en los servicios de entrega.

Y justo ayer, Amazon presentó su botón "Buy with Prime", una función que permitirá a los e-commerce minoristas utilizar los sistemas de pago de Amazon en sus propios sitios web y ofrecer la entrega gratuita de Prime.

banner sq_uccg play

"Buy with Prime" permite a Amazon ponerle las cosas difíciles a rivales en ascenso como Shopify. Además, al ampliar su ecosistema de pagos y el servicio de entrega fuera de su plataforma, Amazon presenta sus cartas para dominar la intermediación en el e-commerce al ofrecer tres patas básicas: pagos, nube y entrega.

La nueva funcionalidad de Bezos & Co. permite a los e-commerce de todos los tamaños aprovechar la escala de Amazon en lo que se refiere a pagos y entrega. Y todo esto por una tasa similar a la que ya se paga a emisores de tarjetas o procesadores como Square, Stripe y Bolt.

No son pocos los analistas que creen que para 2027 Amazon podría parecerse mucho menos a la tienda digital del mundo y mucho más a un intermediario como Square.

1651092292034