Parece una pregunta extraña, pero tiene una explicación: el impacto que generan en las marcas con sus "simples" acciones. Cualquier profesional del marketing los envidia y eso no se puede discutir.

Las marcas no solo se ven constantemente desafiadas a tener mejores tiempos de respuesta, sino también a darse cuenta de que sus canales de marketing son muchos más de los que se piensan.

Coca Cola no espera gestionar una crisis porque Cristiano Ronaldo prefiere agua en una conferencia de prensa, ni mucho menos Peloton espera responder al hecho de que un personaje de una serie se muera usando uno de sus productos. Ni hablar del bitcoin, dogecoin o la crypto de turno cuando Elon Musk abre Twitter.

Lo que les queda a los profesionales del marketing es preguntarse: ¿Cual es el canal con más impacto (negativo o positivo) para nuestra marca? ¿Cómo podemos aprovechar esos riesgos y volverlos oportunidades?

banner sq_uccg play