El plan de internet centralizado de China podría dividir internet en dos. La propuesta llega en un momento en que el conflicto de Ucrania intensifica la batalla entre Rusia y la UE por el control de Internet. La batalla de la censura en tiempo real entre Europa y Rusia ha intensificado la división de Internet, ya que las empresas tecnológicas se ven obligadas a elegir un bando en el conflicto. Entre este tira y afloja y la próxima propuesta de China, el mundo podría estar dividido entre dos redes de internet competitivas en 2026.

Derecho soberano a regular. A finales de esta semana, se celebrará en Ginebra una asamblea para decidir las normas de estandarización de Internet. Se espera que China presente un nuevo protocolo de internet (IP) que cambie la arquitectura de internet. Quieren pasar de una red descentralizada a un sistema más interconectado gobernado por una VPN gigante con capacidad de control total sobre qué páginas ven, o pueden ver, sus ciudadanos. Rusia, por supuesto, apoya la medida. El plan de China es optimizar su nuevo sistema de estandarización para 2025 e implementarlo completamente para 2035.

¿Qué ocurriría si existieran dos internet compitiendo entre ellos? La arquitectura de Internet de China es ya uno de los motores de censura más sofisticados del mundo, y la nueva ofensiva de la UE contra las empresas tecnológicas estadounidenses utilizará la regulación para controlar los contenidos. Tanto China como la UE pretenden ahora influir en otros países asiáticos y africanos para que adopten sus sistemas. Los gobiernos tendrán que decidir qué Internet implanta. Y en pocos años podemos encontrarnos en un mundo con "dos redes".

banner sq_uccg play

Esto es algo que ya adelantaba Eric Schmidt, ex-ceo de Google. El mundo vivirá una bifurcación de Internet en dos redes separadas: una red apadrinada por China y otra que se despliegue como una evolución de la existente.

El concepto se ha bautizado como "splinternet", y se refiere a un futuro en el que Internet está fragmentado, regido por normativas distintas y gestionado por servicios diferentes. Por un lado China y los países que adopten aplicaciones chinas frente a los países que adopten aplicaciones estadounidenses y europeas.

Preguntas importantes. ¿Estamos preparados para darle a los gobiernos la capacidad de vigilar todas nuestras comunicaciones? ¿Queremos un internet centralizado o descentralizado? ¿Cómo controlamos las prácticas abusivas y monopolísticas en un internet descentralizado que respete la privacidad? Los gobiernos tendrán que decidir qué internet implantar y más nos vale a los ciudadanos estar atentos a esta decisión.

unnamed