Por primera vez, y tiene pinta que no será la última, hablaremos de la clonación de una plataforma sin referirnos a Meta. Parece que a TikTok tampoco le gusta la competencia y con la fuerte entrada de BeReal al mercado, ha decidido lanzar “TikTok Now”.

Aunque quizás lo más interesante de esto sea que en algunos países la funcionalidad no se ha añadido como una opción más dentro de la app principal, sino que se han decantado por convertirla en una app aparte.

Por si no conoces el funcionamiento de BeReal: la app envía una notificación push al día a una hora no establecida, y una vez recibida la notificación, tienes 3 minutos para hacer una foto o 10 minutos para lanzar un vídeo. La idea es que compartas qué está ocurriendo en ese mismo momento, sin florituras.

banner sq_uccg play

TikTok Now consiste en exactamente lo mismo, no se aprecia una mínima intención de maquillar o repensar su nueva aplicación. Sin florituras también.

¿Es realmente una buena práctica querer estar en todo? Tenemos el ejemplo de Meta, que lo que no puede comprar lo copia y sin embargo, llevamos meses asistiendo a su lenta pero innegable caída.

Ante este panorama, TikTok podría escoger otro camino y apostar por centrar los esfuerzos en mantener viva una app que no para de ganar adeptos, por más que existan otras aplicaciones exitosas.

El pastel nunca se lo va a llevar una única plataforma, entre otras cosas porque lo habitual es que los usuarios usemos varias de forma paralela, ya que cada una nos ofrece algo distinto y eso, por loco que suene, está bien.

¿Asistiremos nuevamente a una carrera de adquisiciones y copias o TikTok Now quedará como un experimento aislado? A día de hoy nadie se atreve a lanzar predicciones, pero si la app de ByteDance se decanta por el camino de Meta, tampoco podemos decir que nos vaya a sorprender.

Sin embargo, lo que no para de confirmarse una y otra vez es que los usuarios demandan contenidos lo-fi y espontáneos, dejando atrás toda una generación definida por la estética instagramera. A esta tendencia, sí que no deberíamos perderle la pista.

giphy