Ha llegado el mes más importante para la industria de la moda, desde el pasado 9 de septiembre hasta el próximo 4 de octubre, miles de marcas, modelos e influencers recorrerán las capitales de estilo para deleitarse de las novedades más importantes y, sobre todo, para hacerse una idea de las tendencias que marcarán este próximo año.

New York, London, Milan y Paris, como las más destacadas, recibirán a las personalidades más relevantes del mundillo, y a sus móviles. Desde hace unos años podemos decir que, gracias a las redes sociales, parece que vivimos de cerca los desfiles: stories, reels, TikTok´s, videoreportajes… vamos, que no es necesario estar presente para enterarte de todo.

Y aquí es donde llega la salsa, ¿quién ganará el puesto por ser la red social favorita de la industria de la moda? La guerra entre TikTok e Instagram se ha hecho evidente en la Semana de la Moda de Nueva York, y no es que habitualmente no exista, sino que los nuevos seleccionados para ocupar las primeras filas del desfile ya no son editores de moda, sino creadores de contenido con móviles casi pegados a la mano, pero con una red social favorita donde publicar, ¿será el gran Zuckerberg o el gigante de ByteDance el que conseguirá la autoría de los mejores contenidos?

Un estudio reciente de The Small Business muestra que, a pesar de que TikTok tiene la mejor duración promedio por sesión de usuario, Instagram sigue en cabeza en cuanto a lo que usuarios se refiere, a pesar de que haya recibido un número muy inferior de descargas este último año. Los millennials prefieren Instagram, al igual que los profesionales del marketing, aunque TikTok tenga un promedio de uso muy superior -52 minutos frente a los 28 de Instagram-.

Si los millennials prefieren Instagram, pero la Generación Zeta TikTok, ¿qué le interesa más a la industria de la moda? A marcas como Coach les encanta atraer a las nuevas generaciones creadoras de tendencias, llevando a TikTokers como Wisdom Kaye a sus primeras filas, mientras que marcas como Nicole Miller prefieren llegar a los millennials, llevando a influencers como Christina Caradona.

Está claro que las marcas deciden sus primeras filas en función de qué audiencia quieren atraer más a sus compras, si esta audiencia está en Instagram, acudirán a un influencer que tenga gancho en la plataforma, mientras que si su audiencia objetivo es más Gen-Z, irán al tan de moda TikTok.

banner sq_uccg play

Aunque no solo los profesionales del marketing prefieren Instagram, varios influencers como Cole Etgen, lo han dejado claro: “Instagram es la primera plataforma de moda, por lo que se lo toman más enserio, en TikTok te basta con ser atractivo y tener ropa de moda”, quizás la clave esté en esto, ¿quieres vender estilo fast fashion o prefieres dar exclusividad a tus prendas? Claramente, las opiniones son diversas. Otros influencers como Martín Soto destacan la autenticidad y espontaneidad de TikTok por encima de la de Instagram, a la que tildan de ser mucho más “preparada”. ¿Vida real y cercanía, o posicionamiento y privilegio?

Muchas marcas como la de Adam Dalton Blake han visto incrementadas sus ventas al salir en TikTok, pero, con esto, volvemos a la misma pregunta de antes: qué es mejor, ¿muchas ventas o la notoriedad exclusiva de marca? Aquí cada uno decide sus preferencias, lo que está claro es que, lo mínimo que se pide, es estar en ambas plataformas.

No se sabe quién ganará la guerra, aún quedan Londres, Milán, París y Madrid, lo que tenemos claro es que los primeros asientos ya no son todos para Vogue, Vanity Fair o Cosmopolitan, ahora son para TikTokers e Instagramers, los nuevos influyentes de los movimientos de tendencias.

“La guerra entre Instagram y TikTok finalmente se ganará por dos cosas: la visibilidad y quien esté ayudando a las marcas a generar un retorno de la inversión”.

giphy (3)